viernes, 17 de marzo de 2017

Posavasos personalizados



¡¡Chin chin!! ¡¡Brindemos!! ¿Por qué? Bueno pues por un nuevo post, o por el día del padre...!!  Y es que lo de brindar nos va muy bien para el tema de esta semana, ya que vamos a hablar de unos posavasos que hemos reciclado y personalizado. ¡¡Cada uno el suyo, aquí sí que no hay lugar a dudas!!  


Tenemos unos viejos posavasos de madera de colores muy vivos y ...bueno queremos darle otro aspecto totalmente diferente.  Así que... ¡manos a la obra!





En primer lugar les pasamos un papel de lija para abrir el poro y una vez hecho esto pasamos un paño para quitarles el polvo que haya podido quedar. Y ... a por el siguiente paso.

Ahora vamos a pintarlos.  En esta ocasión hemos escogido para la base pintura chalk paint de color blanco. Hemos tenido que dar dos capas ya que la madera es muy porosa.

Una vez seca, vamos a aplicarle un poco de cera en algunas zonas, NO en toda la pieza.  Lo que queremos conseguir con esto es que cuando apliquemos la segunda capa de color, (que será en un tono gris-azulado), en las zonas donde se haya puesto cera se verá el color blanco. Esto sucede porque la cera no permite que penetre el color que se le pone encima. 

Y ahora toca esperar a que se seque. La verdad es que es una pintura que seca rápido, afortunadamente (apta para impacientes... ejem, ejem).

Una vez seca, vamos a pintar encima con un tono diferente. Como decíamos anteriormente, hemos escogido un tono gris-azulado (pintura chalk paint).

Cuando se haya secado, frotamos suavemente las piezas con papel de lija (o lana de acero)  para conseguir un aspecto envejecido.  En las partes donde se ha puesto cera se ve el color blanco de la primera capa.



Limpiamos con un paño seco para quitarle los restos que haya podido quedar y vamos a por el siguiente paso.

Ahora vamos a aplicar el transfer.  Es decir, vamos a transferir unas fotos que hemos impreso (en láser) en cada uno de los posavasos.  Es muy importante recalcar que las fotos tienen que estar impresas en impresora láser. NO utilizar imágenes impresas en impresora de chorro de tinta porque el resultado no será el esperado.





¿Cómo aplicamos el transfer?  Bueno, se trata de aplicarlo con un pincel generosamente por encima de toda la foto que queremos transferir, es decir, por encima de la imagen.

Y colocamos la foto encima del posavasos, o sea, que una vez puesta encima nos tiene que quedar a la vista la parte posterior de la foto (es decir, la parte blanca de la foto).

Dejamos pasar unas horas para asegurarnos de que está bien seco.  Entonces será el momento de ver el resultado... 

Para ello, humedecemos la imagen con agua. Se puede aplicar con un spray o bien mojarla con el dedo. Y retiramos el papel mojado suavemente frotando con los dedos.  Poco a poco se irá viendo la imagen que hemos transferido.

Quitamos los restos de papel que haya quedado y procedemos a barnizar la pieza para protegerla. Otra opción es aplicar de nuevo el transfer, que aparte de protección, le dará también un aspecto brillante.

¡¡Y ya tenemos nuestros posavasos personalizados!! Esperemos que le gusten a papá.

¡¡Feliz día y hasta pronto!!
El Arte para contArte



Recomendaciones:
  • En este caso, al ser una fotografía de un rostro, no hay problema, pero en el caso de que se tratara de un texto, tener en cuenta imprimirlo con efecto espejo
  • Aplicar la imagen a transferir sobre superficies blancas


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada