jueves, 23 de marzo de 2017

Maceteros con cartones de tetrabrik



¡¡¡VERDE que te quiero VERDE!!!  ¡Energía positiva a tope!  Y es que se acerca el buen tiempo y apetece tener a punto unas plantitas en casa para alegrarnos la vista y también motivadas por el reto Facilisimo Decoración DIY sobre plantas de interior.

A ver, a ver...¿qué maceteros usar...? En esta ocasión hemos pensado utilizar unas cajas de tetrabrik (de leche, gazpacho, etc...). ¡Viva el reciclaje! ¡¡Nos encanta la idea!!  Vamos a ver cómo queda...

Para empezar procedemos a limpiar bien los cartones y cortar la parte superior (donde está el tapón). ¿Por dónde cortar exactamente? 

Pues todo depende de la altura que queramos que tengan nuestros maceteros. Para esta composición cortamos 4 bricks, cada uno de ellos en un tamaño diferente, para darle un aspecto más informal y divertido y jugar con los volúmenes.

Una vez cortados, pasamos papel de lija para limar las posibles irregularidades que hayan podido quedar.  Esta es una tarea fácil y rápida. ¡Prosigamos!

Vamos a por la pintura, en este caso utilizamos pintura blanca mate en spray Pinty plu de novasol spray. Ponemos los cartones boca abajo y pintamos la parte exterior (NO pintamos el interior ya que apenas se verá al finalizar el proyecto, y además, al ser de color plateado, ya nos va bien aunque se viera un poco).  



Una vez secos volvemos a la carga con una nueva capa de pintura, hasta que quede uniforme y cubra el color original del envase.



Ahora parece que ya está finalizada la fase "pintura", esto ya es otra cosa. ¡¡Biennn!!




Bueno, ahora toca decorarlos...  Para ello utilizamos pintura chalk paint en un color azul grisáceo y los pintamos con diferentes técnicas:

Brick 1- Ponemos una red (de esas que vienen con las naranjas, por ejemplo) alrededor del tetrabrik.  Y con una esponja, mojamos un poco de pintura (poca cantidad; retirar el exceso de pintura en un papel) y le damos unos toques encima de la red. Esta técnica la descubrimos a través de Marta, de 2ndfunniestthing , nos gustó mucho y nos moríamos de ganas de probarla!! ¡¡Está genial, Marta!!

Brick 2 - Con un escobillón (o escobilla o pincel muy ancho) untado ligeramente en pintura, le damos unos toques a la superficie del tetrabrik. 

Brick 3- Con el mismo utensilio de antes pintamos otro dándole unas pinceladas de abajo a arriba, inclinadas, con trazos finos, como rozando la superficie. De esta forma conseguimos un acabado ligero.

Brick 4- Para el último, le aplicamos un poco de cera en algunas partes del tetrabrik y una vez seca (para acelerarlo podéis usar un secador) pintamos con la misma pintura que estamos utilizando (chalk paint azul-gris).  Cuando esté seca pasamos la lija ligeramente para decaparla, por lo que nos aparecerá el tono blanco de la capa anterior.



Ahora es cuestión de unir las 4 piezas. Para ello usamos cola y las vamos juntando.  ¡¡¡Ya queda menos!!!

Una vez están todas encoladas le ponemos una goma elástica (lo que antes se llamaba goma de pollo...-qué tiempos!!-) para conseguir que queden bien juntas. 

Más tarde, se puede quitar la goma elástica y sustituirla por un cordón de arpillera que, a parte de su función estética, también sirve para mantenerlo todo bien unido.  



Otro detallito decorativo... ¿Qué tal si le ponemos una cenefa? Aprovechamos una que teníamos de otro proyecto.

¿Qué más falta...?  ¡¡Pues el toque final!!.... ¡¡Nuestras plantitas!!!!

De vuelta de la floristería... ¡¡listo!! ¡ya lo tenemos!  Una composición muy muy dulce. Ahora ya solo falta regarlas y mimarlas un poco para que nos alegren cada día.

Y bueno, como nos ha gustado tanto trabajar en esta idea de los maceteros reciclados, aquí os dejamos otra versión, esta vez en tonos verdes. Aparte de maceteros también se les puede dar muchas otras utilidades. ¡¡Imaginación al poder!! ¿Alguna sugerencia...?



¡Hasta pronto!
El Arte para contArte

No hay comentarios:

Publicar un comentario